Arroz con Bacón y Cebolla

Los cubanos no sabemos comer sin arroz. No todos son iguales pero me atreveria a decir que la gran mayoría se identifica con esta declaración. En Cuba aunque comamos vianda, ya sea frita, hervida o guisada, de todas formas se come arroz. Quieres un plato más típico que arroz, frijoles, yuca con mojo y cerdo asado? ¡Tres fuentes de carbohidrato en un solo plato! Claro, nadie puede negar que es un plato delicioso 😊

Lo cierto es que comer arroz blanco o amarillo todos los días puede tornarse bien aburrido. Ya les he dicho que a mí comer lo mismo me cansa rápido, mi mente anda a menudo creando combinaciones, recetas, e imaginando nuevos sabores. Así surgió este arroz, recreando uno que cocinaba mi mamá cuando era una niña, y que yo no lo comía porque tenía cebolla, pero disfrutaba mucho su olor… ¿Qué lógica tendría eso? Parece que desde la perspectiva de una niña “mona” para comer, alguna lógica tenía.

Esta es una receta sencilla, que convierte un simple arroz blanco en algo diferente y apetitoso sin que tengas que trabajar demasiado. Queda muy bien de acompañante de un pollo asado, o un filete de pescado grillé, con una buena ensalada de lechuga y tomate. Te recomiendo que lo hagas, y después me cuentes!

Continue Reading

Pizza Casera

En esta casa todos -hasta el más pequeñito- disfrutamos muchísimo de comer pizza. Y creo que no somos los únicos. La pizza es una comida así como fácil de amar 😊

No voy a hablar mucho, porque la pizza no necesita introducción. Como cada plato, tiene muchas variantes, según el país, la región, etc. La masa se prepara de diferentes formas, la cocción también influye en el resultado, si es en horno (la más usada) en piedra al carbón, al grill, en una sartén, en fin… Y si hablamos de lo que le pones encima, la variedad es gigantesca.

Cuando vivíamos en Cuba tuvimos una ‘racha’ en que nos aficionamos a hacer pizzas caseras. La verdad es que quedaban de-li-cio-sas! Hasta en la sartén con candela muy bajita las cocinábamos. Y también en el horno. Les prometo que me voy a dar a la tarea de encontrar aquella receta que usábamos para probarla aquí. Por hoy les comparto esta que es la que hacemos acá. La masa queda divina, y la verdad, que lleva su trabajito, y hace un poco de reguero en la cocina, pero el resultado vale la pena. Además cocinar en familia es algo encantador, se pasan muy buenos momentos, y los niños aprenden a trabajar en equipo y a disfrutar de ese proceso tan fascinante en el que simples ingredientes se transforman en una rica comida que finalmente llega a la mesa.

Espero que la disfruten, y si la hacen (aquellos que andan cerca) pues nos invitan 😊

Continue Reading