Café a “prueba de balas”

Seguramente muchos de ustedes han escuchado hablar sobre el bullet proof coffee, y los muchos beneficios que posee.  Quizás algunos de los que me leen hasta lo han probado o incluso lo toman de manera regular. Y otros tal vez se pregunten mientras leen esto, y eso que cosa es?

En español vendría siendo como ‘café a prueba de balas’ lo cual puede sonar un poquito raro. Este bullet proof coffee no es mas que un café tipo americano mezclado (en batidora) con mantequilla sin sal y aceite de coco. Es importante que ambas grasas sean de buena calidad, y que la mantequilla sea procedente de vacas alimentadas con pasto y no con cereales o maíz.

El creador de esta mezcla se llama David Asprey, un joven norteamericano que a raíz de su viaje al Tíbet descubrió que los tibetanos incorporaban a su té mantequilla de yak (un animal nativo de esa zona de Asia Central que se alimenta de pasto) y utilizaban esta bebida para  cargarse de energía y combatir los efectos del frío intenso y la altura donde se encuentran.  A su regreso a Estados Unidos comenzó a trabajar inspirado en esa idea y con el deseo de encontrar una formula que se adaptara mejor a las costumbres del país, pero que tuviera también un impacto positivo en la salud de las personas, y así surgió el bullet proof coffee.

David Asprey CEO de Bullet Proof Coffe

Según su creador esta bebida aporta grandes beneficios al organismo, entre ellos está que favorece la concentración, eleva los niveles de energía, ayuda a eliminar los antojos de azúcar y sal a lo largo del día y favorece – junto a una dieta adecuada – la capacidad del cuerpo de quemar grasas, entre otros.

Prepararlo es muy sencillo, aunque un relativamente costoso, pues como mencione los ingredientes deben ser de buena calidad. David Asprey vende en su sitio los ingredientes recomendados y que desarrolló para lograr la taza perfecta de bullet proof coffe. Por supuesto no es imprescindible usar estos ingredientes específicamente, pero sin lugar a dudas el sitio facilita el proceso de selección y compra.

Como siempre, les voy a compartir mi experiencia personal, como yo lo prepare, y espero que algunos de ustedes también se animen a hacerlo. Me encantaría saber que les pareció y si sintieron algún efecto distinto con respecto a cuando toman café regular o café con leche. En mi caso puedo decirles que sí sentí la diferencia. En los días que lo estuve tomando con regularidad me sentía con muchas mas energías especialmente en las mañanas (de hecho estoy planeando volver a tomarlo de manera regular) y mucho mas enfocada en las tareas que implican concentración.

Aqui les va la receta:

  • 1 taza de 6 u 8 onzas de café preparado a tu gusto, sin endulzar. Si puedes utiliza café orgánico pues es lo que David Asprey recomienda.
  • 1-2 cucharadas de  aceite de coco (si nunca lo has tomado te recomiendo comenzar con solo 1 cucharada y en los próximos días añades la segunda)
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal (yo utilizé la marca Kerrygold)
  • 1 cucharadita de vainilla, y/o stevia (esto es totalmente opcional, yo no lo utilicé)

Preparan el café americano de la manera que acostumbran, sea en cafetera, prensa francesa, etc, y cuando esté listo le incorporan la mantequilla y el aceite de coco y lo baten.

Yo he utilizado un batidor de mano como el Kuissential Slickfroth 2.0, y también lo he preparado en una batidora pequeñita que tengo. Me gusta más el resultado cuando lo hago en la batidora pues se mezcla mejor y queda más cremoso, pero el batidor de mano es una buena solución para cuando estamos apurados 🙂

No dejen de probarlo, aunque sé que algunos cubanos dirán que no hay mejor café a “prueba de balas” que el tradicional y potente cafecito cubano. 😊

Comments

comments

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *